Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Ayuda al Alquiler

foto empresa 1La Ayuda de Alquiler consiste en el abono a sus beneficiarios de un porcentaje de la renta mensual que deben pagar por la vivienda que tienen arrendada. Su principal objetivo es facilitar el acceso a la vivienda de aquellos colectivos más desfavorecidos y con menos recursos económicos.

Se complementa con la Ayuda a la Formalización del Contrato de Alquiler, de manera que al beneficiario de la ayuda también se le subvencionarán parte de los gastos que conlleve este trámite, es decir, primer mes del arrendamiento y los honorarios de la Agencia Inmobiliaria. Su concesión es independiente de la concesión de la Ayuda de Alquiler.

Para poder solicitar la Ayuda de Alquiler se exige no ser beneficiario/a de ningún otro programa de ayudas al alquiler. La cuantía del alquiler a subvencionar no podrá superar los 450 euros mensuales. La ayuda se concederá inicialmente por períodos que pueden oscilar entre los 6 y 12 meses, siempre que se cumplan todos los requisitos establecidos para ello, pudiendo ser prorrogada, de persisitir la causa que motivo la ayuda, hasta un período máximo de seis años.


 

¿Quién puede ser beneficiario?

¿Qué requisitos básicos necesita?

¿Qué documentación necesita aportar?

¿Y para la solicitud de Prórroga?
¿Y para el cambio de vivienda?

Límites de ingresos Trimestrales

Cuantía y duración de la ayuda

¿Y la Ayuda a Formalización del contrato?

Cuándo y dónde presentar

Normativa vigente

Documentos relacionados


  • Nuestro compromiso

    • Atender permanentemente las consultas formuladas de manera presencial, telefónica o por Internet.
    • Atender las consultas en el plazo máximo de 48 horas.
    • Realizar periódicamente el pago de la Ayuda dentro de los 10 primeros días de cada mes.
    • Abonar al arrendador, con un límite máximo de 3 meses de la renta establecida, los impagos de alquiler que pudieran producirse por parte del arrendatario.